Con el nivel de autoexigencia de cada persona. Si nos marcamos unas expectativas muy elevadas, será más fácil sentirnos frustrados. Es necesario revisar cuánto nos exigimos, y cuánto seríamos capaces de ajustar lo que esperamos de las situaciones. - Con los IDEALES que tenemos sobre la vida, las personas, las situaciones… Esos ideales a veces se acercan a la perfección, y a menudo son inalcanzables. Entender que tenerlo TODO no es posible, es una parte de la madurez y de la vida adulta. Para ilustrar este punto, voy a hablaros de otro paciente que tengo. Se siente angustiado porque no acaba de sentirse cómodo en ninguna relación de pareja. En la última que tiene, me decía el otro día: “Es que tiene muchas cosas que me gustan, pero otras que no…”. Hemos empezado a hablar de su ideal de pareja, de su concepto del amor, y está entendiendo que lo que desea que es una pareja que lo tuviera todo, es decir, que fuera “perfecta”, no existe y nunca la va a encontrar.

https://www.psicotipsve.com/