El primer paso para saber si el intermediario que te interesa es fiable, es que esté registrado en la CNMV como un intermediario autorizado para realizar compra de acciones, ETF, o cualquier producto que oferte. Este paso es importante, ya que todos los años los reguladores detectan muchos ejemplos de los llamados chiringuitos financieros, webs de inversiones sin permiso para operar en España.